Navidad2

Si es de aquellas personas que ya están saturadas de la misma Navidad repetido al infinito en su tierra natal, este post es para usted. Las celebraciones varían mucho de sitio a sitio y es muy interesante conocer los rituales de cada país. Es por eso que viajar es una óptima opción en esta cancha. Si estás buscando una Navidad diferente, aquí quedan nuestras sugerencias:

Empezar el año con surf

Sydney es mundialmente conocida por su celebración de año nuevo, además de por ser la primera gran ciudad del mundo en recibirlo. Por otra parte, los australianos celebran la Navidad en pleno verano. Eso no les detiene de disfrutar de coros tradicionales ni de organizar un multitudinario concierto de Navidad gratuito bajo el nombre de Woolworths Carols. Además, la ciudad se llena de mercados navideños. La experiencia merece culminarse con un paseo por Bondi Beach, la playa más animada de Australia.¿Por qué no surfear en la Navidad?

Auroras boreales

En la localidad noruega de Tromsø, una de las ciudades más al norte del planeta, la Navidad se sume en la oscuridad (el sol no la visita del 26 de noviembre al 15 de enero) y las únicas luces que verás en la ciudad serán las de los adornos navideños y las emitidas por las espectaculares auroras boreales, presentes desde las seis de la tarde hasta la llegada de la medianoche. El resto del día puedes practicar esquí de fondo, subirte a un trineo tirado por perros y degustar las miles de tentaciones dulces que los lugareños ofrecen en los mercados navideños.

Una isla em el Caribe

La Isla Necker, situada en el Caribe, es propiedad del señor Richard Branson (Virgin), que muy amablemente la pone cada año a nuestra disposición para pasar las navidades. Con habitaciones individuales que arrancan en los 4,280 dólares la noche, y con la posibilidad de rentar la isla entera por 78,000 dólares el día, se trata de uno de los lugares más lujosos para pasar la Navidad. Otras opciones menos costosas son el resto de Islas Vírgenes, o las Islas Turcas y Caicos.

Entre leones

En Zambia, ciudad poseedora de un fuerte espíritu cristiano se muestra en todo su esplendor a los visitantes durante le época navideña. Por suerte, el número de turistas en estas fechas no es alto, lo cual permite adentrarse en las costumbres locales. Otra ventaja es poder visitar con relativa tranquilidad el Parque nacional de Mosi-oa-Tunya, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. ¿Qué tal experimentar un safari en la Navidad?

En Japón

Su cultura es tan diferente a la nuestra y su cuidado por los detalles tan excelso que dejar indiferente al visitante es inviable. De entre todos los lugares a visitar, Kyoto es el imprescindible durante la temporada navideña. Su luminosa decoración y sus elegantes restaurantes son sólo parte de su encanto. El cercano templo de Chion-in es escenario de un remarcable acto cada 25 de diciembre, conocido como O-minugui Shiki (ceremonia de la limpieza). Espectacular donde los haya, este rito celebra el nacimiento del budismo de Tierra Pura..

Leer Más